amigos

lunes, 16 de mayo de 2011

Gracias Sé lo que hicisteis...

Se acaba. Se cancela.
Me he enterado hace escasos 30 minutos. El único día que no me paso pegada al ordenador es el jodido momento en el que pasa algo. Ley de Murphy, supongo. Pues yo me cago en Murphy. Y reservo mierda para luego, que hoy él no es el único culpable.

Poca gente de mi entorno ha llegado a entender lo importante que ha sido para mí este programa. Y lo entiendo, "es sólo un programa" suelen decir. Pero no es "sólo un programa", es todo lo que viene detrás.
Yo era una pequeña borrega, que seguía las modas porque pensaba que eso era lo que había que hacer, con mucho mundo interior pero sin ninguna intención de exteriorizarlo.
En las navidades de 2007 encendí el televisor. Acababan de antenizar la zona y tenía un canal nuevo que, entre nosotros, me daba bastante igual. Pero lo puse. Vi a un hombre serio que no decía una frase que no fuera comedia y a una chica rubia que no podía hablar de la risa. Luego apareció Miki Nadal, "sí, joder, ¿Ése no salía en la 1? ¿y en la 3?[...] ¿Ése no salía en todas las cadenas?". Y Berta, mi Berta, que tantas alegrías me ha dado. Pilar Rubio, la mejor reportera de todos los tiempos. Marcó un antes y un después en esa profesión.Y Pepe Macías, recuerdo las carcajadas que no podía reprimir cuando salía en pantalla. También recuerdo la cara de mis familiares al verme reír frente a la tele. No me olvido de Dani Mateo, "Ése salía en el Gong Show", me había dicho mi abuela la primera vez que lo vio. No pude evitar sonreír.

Y desde esa vez que encendí el televisor en 2007, me quedé con ellos.
Todo era perfecto. Como decía un grande: "la audiencia es poca pero escogía". Algunas veces optaba por ver el programa de pie, para no tener que levantarme para hacer la ola todo el rato.

Llegó el éxito. La audiencia subía, el público estaba impresionado con la manera que tenían de hacer televisión. 
Los miembros del programa fueron aumentando, unos se fueron y dejaron un hueco, otros desaparecieron y no se les recordará jamás. Teresa Bueyes, forever in our jarts, bella.

Pero, como en todo, faltaba la parte negativa... A finales del 2008, la "justicia" ganó a la comedia.
Un toque de atención importante. Un toque de atención que Ángel Martín y su equipo se pasaron por el forro de las pelotas. Arriesgaron y ganaron, consiguieron resistir y con buenos resultados, provocando más rabia entre todos sus detractores. 
Siguiendo el ejemplo de Telecinco luego fueron Antena 3, Cuatro... y el "buque insignia" resistía ante todos los obstáculos que le ponían. La audiencia se resintió un poco, "ya no es lo que era" decían muchos. Es que no les dejan seguir haciendo humor.

Y aunque lo hayan intentado, esas cadenas no han acabado con ellos. Sé lo que hicisteis... se ha ido destruyendo por dentro. Hace años, Ángel nos lo dejó muy claro con un ejemplo; cogió un limón y lo exprimió hasta que no daba más zumo. No hicieron falta más explicaciones.

¿Sabéis qué? Que además de las mayores carcajadas que he soltado nunca, me llevo unos amigos increíbles. Pedacitos de mí, parte de mi vida.
Y he crecido, joder.
Yo no tenía fe en la televisión. Pensaba que no podíamos hacer nada por cambiar este país de pandereta, que la prensa del corazón podría meterse en la vida de cualquiera, despreciar, hacer dinero con humillar a alguien, al fin y al cabo. Y llegaron ellos y lo cambiaron todo.


(*)
Hoy es un día triste y el viernes lo será mucho más. Yo sólo quiero decir: gracias por todo lo que habéis significado en mi vida. El último programa habrá que grabarlo porque en un futuro tendré que explicarle a mis hijos en qué invertía yo mis tardes, mis risas y de quién he aprendido.
Se acaba una etapa. Comienza una nueva. ¿Estamos preparados?




(*) Perdonad que ponga esta foto tan poco actual, pero le tengo especial cariño.
(**) Berta Collado, eres lo más grande.

6 comentarios:

Aída dijo...

No me gusta este final. Hubiera preferido que no lo exprimieran tanto y salieran de allí con la cabeza bien alta.

Pero, ¿sabes? de todas formas lo harán, porque pueden estar muy orgullosos de todo el esfuerzo y cariño que han puesto en ese proyecto que es Sé lo que hicisteis. Un proyecto en el que muchos han puesto casi su vida si tenemos en cuenta la dedicación y las horas trabajadas.

En serio, ¿no basta con que echen a Cristina y Paula? Yo creo que así el orden se restauraría.

Haizea_dm dijo...

GRANDE!!!
Estoy contigo en todo lo que has escrito, lo has expresado muy bien.
Y sí, es un día triste hoy... sabiamos que algún día escucharíamos eso de "SLQH se acaba" pero nadie lo quería ver...
A partir del lunes las tardes serán aburridas sin ellos...
Un besazo!

Elena dijo...

Aída siempre dando su toque especial.
No le falta razón a la pobre loca.

Yo siempre he dicho que no soy fan de SLQH, sino de Ángel Martín. Bueno, en su día era fan del trabajo que él hacía en SLQH, pero en cuanto empezó a perder interés y se desvinculó de los guiones (por no hablar de los posteriores problemas con los jefes)... ahí ya sólo era fan de Ángel. Porque por más cansado que esté y por pocas ganas que le ponga, él siempre va a ser él. Me tenía demasiado enganchada como para irme a otra cosa mariposa.

Por tanto, para mí el chiringuito se cerró con su marcha, y aún así hoy me siento rara, a pesar de que desde luego opino que esto debió acabar hace mucho y que esa cosa que emitían últimamente no era SLQH de verdad.
Habría sido más duro si hubiera acabado todo de golpe, únicamente por razones de audiencia. No digo que sean bonitos los malos rollos, pero al menos sabemos que la culpa es de otros. Como ha dicho Rober, SLQH no ha muerto, lo han matado (o algo así). Para mí es muy importante lo que dijo Ángel de que ninguno se fue porque quisiera.

Lo has resumido muy bien todo, con la elegancia que te caracteriza por supuesto, y destaco una cosa. No es sólo un programa (o en mi caso, un cómico). Que no lo entiendan, ya me da igual.

Me he explicado como el ojete (jiji, ojete, te lo dedico). Es que ahora no doy pa más.

Teresa Bueyes, ahora sé que nunca cumpliré mi sueño de volver a verte en SLQH, pero te seguiré en tus nuevos proyectos, y si eso no fuera posible... forever in my jart (bravo, Carol, bravo!!!)

Bea dijo...

Copiaría todo el comentario de Elena, pero a eso lo llaman copia ¿no?
Yo también más que de SLQH, soy fan de Ángel Martín. El programa lleva ya un tiempo sin ser SLQH... y el fin se veía venir, pero no merecían que fuera así. Yo ya lo dije en su día, el 1000 hubiese sido el programa perfecto para irse por todo lo alto.
Estoy muy de acuerdo en todo lo que has dicho y sin duda se va algo muy grande que ha dejado huella en todos nosotros.
Hemos de quedarnos con todo lo que hemos aprendido y nos han aportado... sin duda, nunca serán olvidados

judith dijo...

que garndes que son :)

estoy contigo en todo lo que as escirto es tirse que quiten un porgarma tan bueno

pero no quedaremos con los buenos momenotos que nos dejan

mariaxu dijo...

En parte se veía venir. Hicieron un gran trabajo y esfuerzo por mantener el programa, pero efectivamente el limón se exprimió del todo.
La verdad es que ya hace tiempo que dejé de ver SLQH en serio, más que nada porque no paro mucho por casa. Pero les seguía (y sigo) en facebook y twitter y desde ahí veía de vez en cuando algunos vídeos cuando quería reírme un rato. Y es que ellos también hicieron que me pegara a la televsión por las tardes. Me acuerdo que un verano, de vacaciones en un hotel con mis padres, les monté un pollo porque quería quedarme en la habitación viendo el programa en vez de ir a la playa. Aun que claro, ya sé que para ti es algo como..una pasión por así decirlo, para mi tan solo era lo único decente que ver en la tele. Fue bonito mientras duró.